Nuestra colección de favoritas: canciones y series de 2017

No hay años malos, solo años diferentes. Algo así se puede aplicar a nuestra selección de canciones y series que nos han marcado este 2017. Por eso evitamos expresiones sensacionalistas y titulares amarillistas y amarillentos como “Lo mejor del año” o “Las mejores canciones de 2017”. Nuestra vocación periodística nos hace esclavos de la verdad, y la verdad es que no sabemos si son las mejores, pero por lo menos son las que nos han parecido más curiosas. Además, vivimos tiempos revueltos en los que colgar las etiquetas a personas y/o cosas como “buenas”, “malas”, “mejores” o “peores” está demasiado de moda. Y nosotros, en este sentido, nos mantenemos en el underground y en la duda metodológica.

Unas listas, las nuestras, que poco a poco se van afianzando, si bien más por insistencia que por expectativa. Pero tenemos un antídoto, la electrónica experimental, el folk más deprimente, la suavidad dance y la energía del soul que consiguen atraer a los alternativos de siempre. Y por otro lado, el trap y el reggaetón se van haciendo hueco, perreando tímidamente, pero asegurándonos un lugar en el corazón de los más jóvenes. Así, habrá Blackpool Digital para muchos años más.

Canciones

Series

Manhunt: Unabomber

Siguiendo la estela del true crime (la representación de una historia criminal real en TV), la caza de Unabomber (Theodore Kaczynski), que mató a 3 personas e hirió a 23 a través de paquetes bomba, es, además de un thriller policiaco impecable, un relato sobrecogedor en lo humano. A la narrativa se suman las actuaciones brillantes de Sam Worthington y, sobre todo, Paul Bettany. Nos ha entretenido y nos ha emocionado.

Mindhunter

A priori una serie sobre la historia de la psicología del crimen en el FBI no sería demasiado interesante. Si lo consigues, es que eres David Fincher y has sacado todo lo que se podía y más del guión, los actores y la escenografía. Algunas escenas de interrogatorios ya son historia de la televisión. Además, ha acabado por ser una precuela de Manhunt (conectan en el tiempo y temática), por lo que entre ambas tienes una buena dosis del mejor cine policial en años.

The Handmaid’s Tale

Si pensamos en una serie futurista, quizá lo primero que esperemos encontrar sean robots y tecnología. Nada más lejos en este caso, donde ese futuro distópico en el que EE.UU. ha sufrido una hecatombe ambiental y sanitaria está embriagado de puritanismo autoritario y la sociedad ha retrocedido siglos. La serie es una adaptación de la novela de Margaret Atwood, quien también ha intervenido en la producción. Maravillosamente escrita y ambientada. Deprimente y cruda a partes iguales.

Samurai Gourmet

Esta adaptación del manga convertida en serie que trata sobre distintos platos de la gastronomía japonesa es puro alimento para la vista. La historia y casi diríamos que los personajes, son lo de menos. En cambio los primerísimos planos de ingredientes y formas de preparar todo tipo de recetas son glutamato para el espectador. Te engancharás a seguir al carismático protagonista para ver con qué menú va a hacernos disfrutar el próximo día.

La casa de papel

Seremos claros, si no fuera española no estaría en esta lista. Digamos que es la cuota de producto de proximidad. Porque es capaz de lo mejor y de lo peor. Pero lo bueno es tan bueno, y como no estamos acostumbrados, sobre todo en cuanto a la acción y el suspense, que queremos darle un aplauso y celebrar que vamos por el buen camino.