Cómo crear un plan de contenidos para redes sociales y web

Plan de contenidos redes sociales y web
Berta Cabezas
Berta Cabezas · Project Manager
· 10 min de lectura

Cuando nos encontramos frente a la tarea de empezar a mostrar nuestra empresa o dar valor a nuestro perfil profesional en redes sociales y web, se suelen dar dos situaciones muy comunes: la primera es que empecemos a publicar sin tener en cuenta una estrategia; la segunda es que queramos hacerlo correctamente, pero que no sepamos por dónde empezar.

Estas dos situaciones tienen en común la falta de planificación de los contenidos que queremos publicar. Es decir, tener una hoja de ruta de qué tipo de contenidos publicaremos, cuándo lo haremos, en qué plataformas y de qué manera lo ejecutaremos.

Si no sabes por dónde empezar, sigue leyendo: en este artículo te daremos las claves para diseñar tu propio plan de contenidos de una forma sencilla y ágil.

1. Tener en cuenta los objetivos es clave para una buena estrategia de contenidos

En primer lugar, debemos tener claros los objetivos de negocio y de comunicación, y es importante que estén estrechamente relacionados entre sí. De hecho, el plan de contenidos debería ser una extensión del plan de comunicación.

Si no tienes estos documentos elaborados, pero quieres seguir con el plan de contenidos, puedes optar por realizar, al menos, un DAFO, definir tu público objetivo y establecer las metas para redes sociales y web, así como las acciones principales que hay que llevar a cabo. De este modo, conocerás la situación, las necesidades de tu negocio y la mejor manera de enfocar la estrategia de contenidos para que cumpla con las necesidades reales de tu empresa.

DAFO

El análisis DAFO es un método de estudio que sirve para analizar la situación tanto interna como externa de una empresa. Las siglas DAFO significan: Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades.

Para sacar conclusiones sobre el estado actual de nuestro negocio debemos definir estos cuatro puntos. Las debilidades y las fortalezas nos darán información sobre el estado interno de la empresa, mientras que las amenazas y las oportunidades nos indicarán cómo se encuentra el estado externo.

El DAFO te va a dar una visión muy útil para detectar en qué punto se encuentra tu empresa, conocer con más profundidad a tu competencia y en qué situación te encuentras respecto a ella.

Para hacerlo más visual, puedes generar una gráfica básica y rellenarla.

Público objetivo

Analizar tu público objetivo es un punto esencial para crear una buena estrategia y establecer tu plan de contenidos. Saber qué sector de la población tiene interés por tu producto o servicio te va a dar las claves para decidir qué tipo de contenido debes crear, en qué tipo de formatos debes ofrecerlo, en qué momento y en qué plataformas.

Debes trabajar la segmentación de públicos para conocer qué grupos de población pueden estar interesados en tu producto o servicio. Para lograrlo, conviene responder a algunas cuestiones demográficas y algunas relacionadas con los rasgos psicológicos de tu público objetivo. Hacer este ejercicio te dará una fotografía mucho más clara de las personas a las que tienes que dirigirte cuando diseñes el plan de contenidos para redes sociales y web. A continuación te dejo algunas de las cuestiones que debes resolver.

Datos demográficos del público objetivo:

  • Edad
  • Sexo
  • Lugar de residencia
  • Nacionalidad
  • Educación
  • Estatus social
  • Nivel de ingresos

Puedes añadir otros detalles que creas importantes para destacar. Por ejemplo, si el servicio que ofrece tu empresa está enfocado exclusivamente a personas del ámbito educativo, es fundamental destacar la profesión del público objetivo.

Datos psicológicos:

  • Ideología, creencias y valores
  • Actividades, aficiones y estilo de vida
  • Carácter y personalidad

Según el tipo de empresa que estemos analizando, los datos psicológicos serán más o menos específicos; al fin y al cabo, también lo es el público objetivo que tenemos. Si nuestro negocio es una tienda de productos de alimentación, nuestro análisis no será tan específico como si tenemos una instalación de pistas de pádel. La tienda de productos de alimentación tiene un público mucho más genérico que el usuario de una pista de pádel; por eso, en el segundo caso, el listado de ‘Actividades, aficiones y estilo de vida’ será mucho más concreto que en el primero.

Objetivos y acciones para redes sociales y web

Ahora toca centrarnos en los objetivos que queremos establecer y en las acciones que deberemos llevar a cabo para conseguirlos. Para definirlos es importante ir alineados con el plan de negocio y el de comunicación, si los tenemos hechos, para que vayan acorde con la estrategia de la empresa.

Los objetivos deben ser SMART, las siglas en inglés que significan Specific (Específico), Mesurable (Medible), Attainable (Alcanzable), Relevant (Relevante) y Timely (A tiempo).

Ejemplos:

  • Aumentar un 5% los seguidores de Instagram en los próximos 3 meses.
  • Aumentar un 25% las visitas orgánicas de la web en un plazo de 6 meses.

Cada plataforma y periodo pueden tener objetivos específicos. Personalmente, me gusta diferenciarlos en función de si son mensuales, trimestrales o anuales, incluso dejarme metas de cara al año siguiente; de esta forma tengo una visión del camino que voy a seguir. Eso sí, que sean pocos, claros y alcanzables.

Una vez los tengamos, debemos establecer las acciones, es decir, debemos preguntarnos qué tareas debemos cumplir para poder conseguir cada uno de los objetivos.

Ejemplo:

Objetivo 1: Aumentar un 25% las visitas orgánicas de la web en un plazo de 6 meses.

Acciones para objetivo 1:

  • Empezar a trabajar los textos teniendo en cuenta lo que más posiciona en Google.
  • Decidir los temas de los artículos según los datos que nos ofrezca Google Trends sobre lo más buscado.
  • Revisar las imágenes de la web para que el peso sea el adecuado y la velocidad de carga mejore.

Con toda la información que hemos recopilado ya podremos empezar a trabajar en el plan de contenidos como tal y nos será muy fácil construir el resto de pasos.

¿Te gusta lo que lees? Nuestra newsletter de comunicación y marketing digital

2. ¿En qué plataformas vamos a publicar nuestro contenido?

Llegados a este punto, lo primero que tenemos que hacer es analizar qué públicos utilizan cada una de las redes sociales existentes en la actualidad y cuál es su principal función.

Una vez lo tengamos detectado veremos cuál encaja mejor con nuestro público y con los objetivos de nuestra empresa.

Debemos recordar que no necesariamente tenemos que publicar lo mismo en cada una de las redes, cada una de ellas nos servirá para llegar a nuestro público de una forma distinta, sabiendo que cada red nos ofrece unas ventajas diferentes. Por ejemplo, podemos usar Instagram para que conozcan el valor humano de nuestra compañía, mostrar nuestro día a día y conectar de manera más cercana con el público; los contenidos en la web pueden ser mucho más comerciales; y LinkedIn puede servir para crear relaciones estrechas que nos permitan conseguir clientes potenciales. Según los datos que hayamos extraído anteriormente, sabremos qué contenido conviene más en cada canal.

El siguiente paso es hacer un listado de formatos, determinar a qué plataforma pertenece cada uno de ellos y decidir las cantidades que son convenientes y necesarias para cada medio. Recuerda que es importante valorar los tiempos de producción y ser realistas con lo que podemos llegar a hacer: mejor ser constantes y espaciar publicaciones en el tiempo que querer publicar mucho un mes y al siguiente dejar de hacerlo porque no hay manos disponibles para ello.

3. Creación del calendario editorial

La creación del calendario editorial es muy útil para la organización y la correcta implementación de las decisiones tomadas en el punto anterior.

El calendario debe ser simple, visual y práctico. Cómo mínimo, debe contener esta información:

  • Día de publicación.
  • Nombre del responsable.
  • Tipo de contenido (ejemplo: artículo, foto, frase, etc.).
  • Copy (ejemplo: "Los mejores alimentos para mejorar tu salud cardiovascular").
  • Enlace al contenido (enlace que nos lleve a donde el texto, la foto o el vídeo estén almacenados).
  • Plataformas o canales (aquí seleccionaremos las redes sociales o webs a las que se debe subir este contenido).
  • Estado (asignado, en proceso, publicado, cancelado, etc.).

Si te apañas bien con Excel, puedes crear una buena parrilla de contenidos usando esta misma herramienta. Es fundamental que se genere una hoja de cálculo en la nube para que todo el equipo tenga acceso y los cambios aplicados se vayan actualizando a la vez para todos los usuarios.

Hay otras herramientas de gestión que pueden facilitar muchos procesos, como por ejemplo Monday. Esta herramienta permite generar diferentes paneles, hacer tablas con muchas opciones distintas y etiquetar a los miembros del equipo.

4. Análisis del contenido

Por último, y no menos importante, no podemos olvidarnos de analizar el contenido para asegurarnos de que lo estamos haciendo bien. Saber si las publicaciones que hemos hecho han sido de utilidad, si el plan que hemos creado está resultando eficaz para llegar a nuestro objetivo es fundamental. El plan de contenidos está siempre vivo y, cuánto más lo analicemos, mejor lo haremos. No hay que tener miedo de modificar formatos o de hacer pruebas cuando sea necesario.

Para visualizar y analizar los datos,nuestra herramienta favorita a día de hoy es Data Studio: en nuestra opinión actualmente no existe herramienta mejor para analizar de forma ágil los resultados de los contenidos digitales.

Si quieres saber cómo utilizar esta herramienta, no te pierdas el artículo que escribió Cristina “Cómo hacer tu cuadro de mando de marketing digital con Google Data Studio”.

Si tienes alguna duda o quieres conocernos más, estaremos encantados de saludarte. ¡No dudes en contactarnos!

Sobre Blackpool Digital

Construimos relaciones en la era digital. Creamos e implementamos la estrategia de comunicación y marketing que necesitas para crecer.

Conoce la agencia

Últimos artículos

Alinear departamentos para lograr más y mejores clientes en el sector logístico

En la nueva era digital, las empresas logísticas deben ofrecer un servicio híbrido y omnicanal. La conexión interdepartamental es clave, y Marketing y Ventas deben liderar el cambio

Leer más

Claves para posicionar tus productos alimenticios en internet

A la hora de analizar el interés que despiertan numerosos alimentos en la red, se perciben varias tendencias que ayudan a explicar el aumento del volumen de búsquedas que genera un producto, como la estacionalidad y las modas en el consumo

Leer más

Guía para tu estrategia SEO en Instagram 2023

Una guía paso por paso para entender el SEO en Instagram y mejorar tu posicionamiento en esta red social

Leer más
Somos tu equipo de comunicación y marketing digital
Newsletter